¿A quién no le gusta disfrutar de una película o un buen libro sentado en el sofá de su casa con su bebida favorita y un apetecible aperitivo?…

Leer más…

El problema es que aunque seas muy cuidadoso, el paso del tiempo hace que las superficies de tapicería vayan absorbiendo mucha suciedad que quizá no sea tan visible, pero el polvo y los ácaros están ahí. Esta suciedad es nociva para la salud, hace que los tapizados presenten un aspecto deslucido, y los colores del tejido estén más apagados. La limpieza de nuestro sofá es una tarea que debe realizarse regularmente, tal como se hace con el aseo general del hogar.

SIGUE ESTOS SENCILLOS CONSEJOS PARA MANTENER ADECUADAMENTE TUS SOFÁS DE TELA

1. Aspira bien tu sofá:

Para empezar correctamente la limpieza de tus sofás de tela, elimina primero el polvo incrustado en el tejido, aspirando bien toda su superficie. No olvides insistir en las zonas de pliegues y recovecos, pues es ahí donde más se suele acumular restos de polvo e incluso pelusilla.

2. Limpieza de tapicería con amoníaco:

El amoníaco es un desinfectante perfecto a la hora de limpiar un sofá. Una vez eliminado el polvo, diluye un chorro de amoníaco perfumado en un recipiente con bastante cantidad de agua. Con ayuda de un cepillo de cerdas suaves, o una esponja resistente, humedecida en el agua de amoníaco, comienza a efectuar la limpieza por zonas.

A continuación, realiza la misma operación solo con agua y una bayeta de microfibra bien escurrida para ir retirando los restos de suciedad.

Para finalizar abre las ventanas y deja pasar el aire para que el tejido de tu sofá seque de forma natural.

3. Limpieza con vapor:

Si dispones de máquina de vapor, acopla el accesorio para limpieza de tapicerías que suelen incorporar todos los modelos para este tipo de tareas. Conseguirás una limpieza y desinfección bastante eficaz. Después sólo tendrás que dejar secar tus sofás de tela de forma natural.

4. Limpieza en seco:

Otra opción que puedes emplear y que suele dar buenos resultados a la hora de limpiar la tapicería del sofá es aplicar algún producto en formato espuma seca. Tan sólo tienes que pulverizar la superficie, esperar el tiempo recomendado para que el producto actúe y libere  la suciedad incrustada.

limpiar-tapiceria Para terminar, con la ayuda de una bayeta o una esponja húmeda, frota en círculos y aclara la suciedad repitiendo el proceso varias veces. Deja secar bien la tela y a continuación cepilla o aspira toda la superficie.

5. Lavar el tejido en la lavadora:

Hoy por hoy existe en el mercado una gran variedad de sofás los cuales podrás desenfundar por partes para su limpieza. Antes de empezar a desenfundar, no olvides siempre aspirar primero. Esta es quizás la forma más fácil de limpiar la tapicería del sofá, pero también la más entretenida, a cambio conseguirás una limpieza mucho más profunda.

Es recomendable hacer siempre el lavado con un programa en frio, usar un detergente suave para no deteriorar los colores originales y no mezclar con otro tipo de prendas que puedan estropear el tejido.

No es aconsejable centrifugar la tapicería de los sofás, pero en algunos casos si la tela lo permite, se puede utilizar un centrifugado parcial. Deja secar las fundas bien extendidas y en zona de sombra para que no se deformen ni pierdan su color con el sol.

Para limpiar la parte de la estructura del sofá que no suele ser desenfundable, utiliza alguno de los ejemplos de limpieza que hemos comentado en los puntos anteriores.

RECUERDA…

Antes de poner en práctica cualquier método de limpieza para tu sofá, infórmate sobre el tipo de tela del que esta tapizado y asegúrate que el método que vas a emplear para su limpieza es el adecuado a sus características.

Hoy en día existen en el mercado gran variedad de tejidos de alta resistencia y durabilidad. Dependiendo del tipo de tela, algunas incluso tienen tratamientos especiales como el wáter repelent, el tratamiento anti manchas o el anti arañazos (esta última especial para quien tiene animalitos en casa.)

Estas telas NO SON MILAGROSAS pero nos ayudarán a mantener nuestro sofá con una presencia perfecta y agradable por muchos años.